EuskoSare > Communities > ForoKoop > Las cooperativas en el mundo
Javier Salaberria Amesti
Vitoria-Gasteiz, Euskal Herria.
2005-06-21 14:28
Last modified: 2005-09-29 07:28

Las cooperativas en el mundo

Hoy existen cooperativas en prácticamente todos los países del mundo, con independencia de la diversidad de regímenes políticos, sistemas económicos, culturas y nivel de desarrollo económico-social.

Hay empresas cooperativas en todas partes y en todas las actividades económicas: de consumidores, agrarias, bancarias, de seguros, de vivienda, de salud, de trabajo y producción de todo tipo de bienes y servicios, de pesca, de turismo, de servicios personales y sociales...

El movimiento cooperativo, que nació en los albores de la primera revolución industrial en Europa (la gran referencia histórica es la de los Pioneros de Rochdale en 1844 en Inglaterra) ha florecido en todo el mundo durante el siglo XX. De hecho los seres humanos han sido increíblemente creativos y han creado formas cooperativas para responder de forma democrática y solidaria a cada necesidad humana desde la cuna hasta la tumba. Hoy las empresas cooperativas agrupan más de 740 millones de miembros, emplean más personas que todas las empresas multinacionales existentes y tienen una importante cuota de participación en muchos sectores económicos básicos.

Pero las empresas cooperativas, el movimiento cooperativo, son algo más que una realidad económica: pretenden una economía al servicio de las personas, de satisfacción de necesidades, basada en unos Valores y en unos Principios (recogidos en la Declaración de Identidad Cooperativa de la Alianza Cooperativa Internacional)

Por todo ello las grandes organizaciones internacionales (la ONU: Directrices encaminadas a crear un entorno propicio para el desarrollo de las Cooperativas y la OIT: Recomendación 193 sobre la promoción de las Cooperativas) reconocen la contribución de las Cooperativas al desarrollo económico y social de los pueblos y alientan a los Gobiernos a adoptar medidas que favorezcan su promoción y fortalecimiento.

El movimiento cooperativo, siguiendo el Principio de Cooperación entre Cooperativas se ha asociado mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales. Ya en 1895 se constituyó la gran internacional cooperativa, la Alianza Cooperativa Internacional que agrupa las organizaciones cooperativas más representativas en todo el mundo y que constituye el organismo no gubernamental más importante del planeta.


Las cooperativas en Europa

En Europa existen unas 300.000 cooperativas, que emplean a cerca de 5 millones de personas. Están presentes en todos los Estados e influyen en la vida cuotidiana de más de 140 millones de ciudadanos, que son socios de cooperativas.

Las cooperativas prosperan en mercados competitivos y tienen una cuota de mercado significativa en sectores como la banca, los seguros, la distribución alimentaria y la agricultura. Crecen también rápidamente en los sectores de los servicios sanitarios, los servicios a empresas, la educación y la vivienda.

Teniendo en cuenta esta realidad, la Comisión Europea ha publicado una “Comunicación sobre fomento de las cooperativas en Europa” con la que pretende que se aproveche al máximo el potencial que ofrecen las cooperativas. Para ello propugna fomentar una mayor utilización del modelo cooperativo en Europa, seguir mejorando la legislación europea sobre las cooperativas y mantener y mejorar la situación de las cooperativas, así como su contribución a los objetivos comunitarios. Proclama por último la necesidad de la participación activa de todos los Estados miembros en esta tarea.

Existen en Europa potentes organizaciones asociativas cooperativas. En primer lugar la organización regional de la ACI, la ACI Europa, que acaba de trasladar su sede de Ginebra a Bruselas. Con sede también en Bruselas se encuentra el CCACE (Comité de Coordinación de las Asociaciones Cooperativas Europeas) que agrupa las organizaciones sectoriales europeas (bancarias, de consumidores, agrarias, de trabajo asociado…) Entre ambas organizaciones han constituido una plataforma conjunta, denominada “Cooperativas Europa”para dar visibilidad y unidad de acción del cooperativismo europeo ante las Instituciones Europeas , lo que se concibe como una fase transitoria para una definitiva integración de las organizaciones sectoriales en la estructura orgánica de la ACI-Europa.


Las cooperativas en Euskadi

Las primeras cooperativas vieron la luz en el País Vasco en el último tercio del S.XIX y fueron apareciendo paulatinamente en los diversos sectores: primero las de consumo, luego las agrarias y de crédito, más tarde las de vivienda, las de trabajo asociado…

La paternidad ideológica de estas cooperativas fué plural, pero pueden señalarse básicamente tres grandes influencias: la doctrina social de la Iglesia católica que se refleja sobre todo en el cooperativismo agrario (sindicatos o cooperativas agrarias e instituciones de crédito agrícola y cajas rurales); el socialismo, que comienza creando inicialmente cooperativas de consumo pero que aporta también más tarde una de las formas cooperativas que más se va a desarrollar posteriormente en el País Vasco: el cooperativismo de producción que asocia trabajadores; el nacionalismo, que basado también en la doctrina social de la Iglesia fue asignando una creciente importancia al cooperativismo en su proyecto socio-económico (crean al principio cooperativas de consumo y más tarde de otras clases, pero destaca la creciente importancia que atribuyen a las cooperativas de producción industrial). Se crearon también, por supuesto, cooperativas que no se inscriben en ninguna de estas orientaciones ideológicas y que se reconocían seguidoras de la doctrina cooperativa basada en los Principios de Rochdale y que pretende preservar una cierta neutralidad política.

Toda esta diversidad de orígenes y de orientaciones se refleja también en la multiplicidad de organizaciones asociativas a que da lugar, lo que demuestra sin duda el gran dinamismo y la destacada capacidad de autoorganización que han caracterizado al movimiento cooperativo vasco pero que, aunque no faltaron algunos intentos, no vió su culminación en una mayor integración o unidad en ese período.

Con la Guerra Civil y la implantación de la Dictadura y el Régimen Franquista se quiebra todo este proceso y dinámica cooperativista tanto desde el punto de vista empresarial como desde el asociativo: desaparecen muchas cooperativas y sobre todo las organizaciones asociativas autónomas del cooperativismo vasco. Comienza así también para el cooperativismo vasco una larga travesía del desierto

¿Cómo se explica entonces la actual pujanza del cooperativismo vasco? Sin duda intervienen dos factores de distinta naturaleza que han dado lugar a un auténtico renacimiento de las cooperativas en el País Vasco: el denominado cooperativismo de Mondragón y la implantación de la democracia en el Estado español.

Hace 50 años, bajo la influencia decisiva de José María Arizmendiarrieta; tanto en la formación social y cooperativa de los fundadores, como en el impulso de un cooperativismo de trabajadores y en un modelo de intercooperación empresarial, comienza la creación de las primeras cooperativas del llamado “Grupo Mondragón”, a las que inmediatamente siguen otras y que han dado lugar a lo que hoy se conoce como MCC (Mondragón Corporación Cooperativa), que sin duda ha supuesto una auténtica eclosión de empresas cooperativas en el País.

Por otro lado la llamada transición democrática en el Estado español vuelve a posibilitar el asociacionismo democrático, lo que el legislador vasco, con competencia legislativa plena en materia cooperativa, aprovecha para reestablecer un cooperativismo basado en sus propios valores y principios y posibilitar su libre asociación. (La Ley vasca sobre cooperativas de11 de febrero de 1982 fue la primera en establecer un marco democrático para las cooperativas en el Estado).Las cooperativas vascas no tardaron en constituir diversas Federaciones sectoriales y estas a su vez una Confederación que vertebran actualmente el Movimiento Cooperativo Vasco y que han constituido un poderoso instrumento de fomento y promoción de nuevas cooperativas.

El Movimiento Cooperativo Vasco ha alcanzado en nuestros días una apreciable dimensión. Son más de 1400 cooperativas, con un notable peso específico en la CAPV, pues emplean más del 5% de su población ocupada y aportan cerca del 6% de su PIB y de su VAB.

La estructura de la población de empresas cooperativas vascas se caracteriza por el gran peso del sector servicios en un progresivo proceso de terciarización, pero sin perder el carácter industrial que le ha caracterizado tradicionalmente.

Destaca también como rasgo característico del cooperativismo vasco la cooperativización del trabajo, no sólo porque predominan las cooperativas de trabajo asociado, sino porque,- a diferencia de lo que sucede en general en el cooperativismo en todo el mundo-, también en las cooperativas de consumo, de crédito, de enseñanza y de servicios sus trabajadores son a su vez socios.

Otro aspecto a destacar es el de la intercooperacióm empresarial, que ha posibilitado la existencia de importantes grupos cooperativos ,entre los que destaca el ya citado de Mondragón Corporación Cooperativa -MCC integrado por más de 200 empresas y más de 70.000 empleos, organizadas en tres Grupos: el Financiero, el Industrial y el de Distribución que funcionan autónomamente pero dentro de una estrategia de conjunto coordinada desde un Centro Corporativo, lo que hace de MCC el primer grupo empresarial vasco y el séptimo a nivel estatal.

Todo ello hace que el Movimiento Cooperativo de Euskadi sea una importante realidad económico-social, con una notoria y progresiva presencia internacional, que ejerce un papel tractor en el conjunto de la economía vasca y que constituye un referente a nivel cooperativo mundial.

Las cooperativas vascas han dejado constancia de su capacidad de generar y mantener empleo de calidad, han contribuido al desarrollo personal de muchos y han promocionado un “modelo empresarial” que ha resultado ser una escuela de participación y democracia económica y un foco de extensión del espíritu empresarial.

Las fórmulas de intercooperación y asociación cooperativas que se han desarrollado han favorecido la implantación de modelos empresariales e instrumentos de gestión avanzados que han ido consolidando una mayor capacidad competitiva. Su implantación a nivel internacional, ha favorecido la generalización de una cultura de calidad e impulsado la innovación y el desarrollo tecnológico y la constante generación de nuevas actividades empresariales.

Por otro lado, el Movimiento Cooperativo, al promocionar un modelo de empresa plenamente enraizado en la Comunidad, ha contribuido también al desarrollo local y comarcal –incluidos ámbitos como el educativo, el sanitario o el cultural-; a una mejor distribución de la riqueza y a la cohesión social.

Todo ello no se hubiera logrado sin la colaboración que ha existido entre el Movimiento Cooperativo y las Instituciones Vascas que se ha manifestado, particularmente, en la configuración de un marco normativo adecuado y adaptado para el fomento y promoción de las cooperativas, así como en múltiples iniciativas y medidas dirigidas a ese fin.

Por último esta sintética mirada al cooperativismo vasco de hoy quedaría coja sin una breve referencia a las organizaciones asociativas cooperativas existentes. Las Cooperativas de los diversos sectores se han agrupado en las siguientes Federaciones:

  • Federación de Cooperativas Agrarias de Euskadi.
  • Federación de Cooperativas de Consumo de Euskadi.
  • Federación de Cooperativas de Crédito de Euskadi.
  • Federación de Cooperativas de Enseñanza de Euskadi.
  • Federación de Cooperativas de Trabajo Asociado de Euskadi.
  • Federación de Cooperativas de Transporte de Euskadi.

Aunque existen Cooperativas de otras clases -p.ej. las de Vivienda- no han constituido aún sus propias organizaciones, por lo que las Federaciones arriba enumeradas son todas las existentes con ámbito de la CAPV.

Estas seis Federaciones constituyeron en 1996 la Confederación de Cooperativas de Euskadi, con lo que se culmina el proceso de vertebración del Movimiento Cooperativo Vasco que, por primera vez en su historia, se agrupa en torno a una organización unitaria de representación y defensa, que va a ser un instrumento formidable de difusión y promoción de las cooperativas en el País Vasco.


Javier Salaberria Amesti
Presidente de la Confederación de Cooperativas de Euskadi






Copyright © 2005 - Javier Salaberria Amesti

Rate:
http://www.euskosare.org/komunitateak/forokoop/cooperativas_mundo/eks_article_view